Pedir cita previa ITV.

La inspección técnica de vehículos (ITV) es un proceso obligatorio en España y en varios países del mundo. Debido a esto seguramente te conviene saber cuáles son los beneficios de contar con una cita previa ITV confirmar siempre el horario de atención de nuestra más cercana itv. Pedir cita en la itv, pues recuerda que no solo es un requisito legal, sino también una prueba recomendable, la cual te asegura contar con las mejores características de seguridad a la hora de transportarte. Comprobar cita itv antes de ir a pasar la revisión de nuestro vehículo.

¿Qué es la ITV y reserva itv?

La ITV no es más que una revisión que tiene el objetivo de verificar que tu vehículo se encuentra apto para circular. Pues el mismo debe mantener condiciones de seguridad que superen ciertos estándares exigidos. Es aconsejable pedir cita en la itv unos días antes.

Con la ITV lo que se busca es el beneficio del conductor y de la comunidad en general. Después de todo, un vehículo en óptimas condiciones siempre es sinónimo de reducción de accidentes por causas técnicas. No solo eso, puesto que también ayuda a preservar el medio ambiente y disminuir notoriamente las emisiones de gases de efecto invernadero.

La ITV es un proceso que se lleva a cabo en muchos países, en varios de ellos (como en España) es además un requisito legal para poder circular. De hecho, según la legislación española se han establecido cientos de puntos a lo largo del país para llevar a cabo dicho proceso. Por lo tanto es un proceso muy fácil de realizar y tu vehículo no corre ningún riesgo ya que será manipulado solo por personal calificado.

¿Cuánto cuesta pasar la ITV?

El costo de pasar la ITV no es algo estandarizado, como es de esperarse tendrás que pagar un precio distinto dependiendo del tipo de vehículo, pues no es lo mismo una motocicleta a un coche y también hay cambios dependiendo si el motor funciona con diesel, gasolina o es un vehículo eléctrico. Pedir cita en la itv nos puede costar entre 20 y 75 dependiendo del coche.

Pero las diferencias no acaban allí, al comparar precios entre cada comunidad autónoma de España podemos ver grandes variaciones. Así que dar una cifra estimada es un poco complejo.

En términos general los ahorrar dinero pueden oscilar entre 33 y 47€. Algunas comunidades suelen ser más económicas como el caso de Navarra y Navarra (en el caso de coches a gasolina). Mientras tanto otras tienen fama de ser costosas como el caso de Cantabria.

Sin embargo, si no planeas ir a otra comunidad solo para pasar la inspección, igual tienes la oportunidad de ahorrar dinero a través de los descuentos que ofrecen en internet ciertas estaciones privadas. También algunas comunidades tienen descuentos para pasar tu segunda revisión si la primera arrojó un resultado desfavorable.

¿Cuándo debo pasar la ITV y horario itv?

Si tu vehículo es nuevo y acaba de ser matriculado entonces no suele ser necesario que cumpla con la ITV. Después de todo se entiende que este turismo en particular ya debe contar con las mejores condiciones técnicas posibles. Pedir cita en la itv aproximadamente a los 5 años de la compra de nuestro coche nuevo, y se prologa a lo largo de la vida útil del vehículo.

Sin embargo, a medida que el vehículo adquiera antigüedad tendrás que acudir a revisiones periódicas de acuerdo a lo que establece la ley. Estos períodos van a cambiar de acuerdo al tipo de vehículo en cuestión, pedir siempre cita antes y confirmar el horario itv de nuestro vehículo.

La frecuencia para pasar la itv es algo que ya ha sido establecida en el Real Decreto 920/2017.

Los plazos exigidos para cada vehículo son los siguientes:

ITV Motocicletas cita previa para itv.

En el caso de los ciclomotores de dos ruedas puedes tener un período de 3 años sin revisiones a partir de la primera matriculación. Una vez terminado ese período tu motocicleta tendrá que pasar por revisiones cada 2 años.

Ciclomotores de 3 ruedas y cuadriciclos ligeros

En esta sección se incluyen todos los vehículos más grandes que una motocicleta convencional pero menores a un coche. Para los vehículos con esta clasificación cuentas con un período sin pruebas de 4 años y a partir de allí deberán pasar pruebas cada 2 años al igual que las motocicletas.

Turismos particulares cita previa para itv.

Estos son automóviles convencionales sin importar el uso al que estén destinados. En estos casos cuentas con un período de 4 años sin pruebas, a partir de allí deberás solicitar tu cita previa ITV cada 2 años hasta que la antigüedad alcance los 10 años, entonces la periodicidad de las inspecciones será anual.

Vehículos ligeros de carga cita previa para itv.

Aquí se engloban todos los medios para transporte de carga siempre que no excedan los 3500 Kg de MMA, estamos hablando de vehículos como furgonetas, furgones y camiones pequeños. Para estos vehículos tendrás que realizar su primera prueba a los 2 años de antigüedad. Luego pruebas cada 2 años hasta que cumpla 6 años de antigüedad, anuales hasta los 10 años de antigüedad y luego de esto las pruebas serán semestrales.

Vehículos para carga pesada ITV

Aquí se hablan de camiones, remolques y cualquier medio de transporte de carga que supere los 3500Kg de MMA. En este caso tendrás que someter tu vehículo a revisiones anuales empezando desde tu primer año de matriculación y luego pasar a un régimen de revisiones cada 6 meses una vez que la antigüedad exceda los 10 años.

Para calcular la antigüedad debes tomar como referencia la fecha en la cual tu vehículo fue matriculado por primera vez. Así que debes mantenerte al pendiente y pedir cita previa ITV cuando sea necesario.

¿Qué pruebas se realizan en la ITV?

Al momento de solicitar una cita previa ITV debes tomar en cuenta que tu vehículo va a ser cometido a una serie de pruebas las cuales son completamente seguras.

Así mismo te recordamos que no se realizará ningún desmontaje de piezas, pues los procedimientos de inspección deben ser lo más simples posibles usando herramientas especiales. En algunos casos el personal técnico podría sustituirte en el puesto de conductor para realizar ciertas pruebas, esto es algo normal.

Los trabajadores del centro de revisión comenzarán verificando la información aportada en tus documentos oficiales y comparándola con la que se detalla en el vehículo. Se revisa la marca, modelo, matrícula y número de bastidor; además se comprueba que la utilización del vehículo concuerde con su categoría y clasificación.

Luego de haber comprobado la información se procede a realizar la ITV propiamente dicha. Para eso se debe comprobar el estado de los siguientes componentes:

  1. Seriales de identificación.
  2. Carrocería y chasis.
  3. Acondicionamiento interior, incluyendo ventanas, asientos, cinturones de seguridad, bolsas de aire, etc.
  4. Componentes de alumbrado.
  5. Índice de emisiones por el tubo de escape.
  6. Circuito de frenado.
  7. Dirección.
  8. Estado de los neumáticos.
  9. Ejes, ruedas, suspensión.
  10. Condición del motor y la transmisión.
  11. Otros elementos según sea necesario (como las baterías en el caso de vehículos eléctricos).

La inspección en general consta de dos partes:

Inspección visual para pasar la ITV.

La inspección visual es aquella en la cual no se utilizan equipos, sino que la revisión se realiza con los propios sentidos del evaluador. No solo se trata de visualizar todos los elementos y piezas, sino también palparlos, escuchar su ruido o verificar su estado con otros métodos simples según exija la legislación.

Inspección mecanizada.

En este tipo de inspección se evalúa el estado del vehículo haciendo uso de los equipos con los cuales debe estar dotada la estación.

Una vez que hayan terminado las inspecciones puedes tener diferentes resultados, lo cual incluye un resultado perfecto, defectos leves (que no requieren corrección inmediata) y hasta defectos graves y muy graves (los cuales deben ser corregidos para pasar una nueva prueba y tener permiso de circular.

Ya con tu ITV cumplida tendrás acceso a una pegatina para colocar en el coche, indicando la aprobación para circular. Recuerda realizar tu ITV en las fechas previstas, evita multas y contribuye con la comunidad.